viernes, 17 de abril de 2009

Nanti

Nanti significa “yo soy”, o simplemente “yo”. Este es un nombre que les puso alguna persona que les preguntó sobre su identidad; pues ciertamente, la expresión matsiguenga kogapakori, con la que también se les conoce, tiene connotaciones despectivas; pues significa algo así como libre e inculto, como un animal no domesticado, y por lo mismo, posiblemente agresivo. En algunos diccionarios se puede hallar esta acepción: gente brava que vive en las cabeceras de los ríos.
El reconocimiento de este pueblo es antiguo. En las páginas 101 y 105 del segundo tomo de la crónica de Marcoy se ven algunos dibujos arbitrarios de esta gente, de la cual que el francés supo de oídas. Revise el lector este link:

http://books.google.com.pe/books?id=MTphUnozh4sC&printsec=frontcover&source=gbs_book_other_versions_r&cad=1_1#PPA101,M1.

Desfavorecidos por sus propios hermanos (pues los nanti son una sub rama de los matsiguenga), se internaron en las partes latas de los valles y tuvieron contactos esporádicos con los de las playas bajas. Al cabo, su variedad lingüística comenzó a marcar algunas diferencias que se distinguen claramente del matsiguenga del bajo y el alto Urubamba. Fueron reencontrados recientemente, en los años setenta, cuando el dominico Adolfo Torralba se aventuró a buscarlos. Con el tiempo, habiendo soportado varias dificultades creadas en muchos casos por los profesores matsiguengas que fueron enviados a las escuelas, se organizaron en tres comunidades: Montenoni y Malanksiari en el Alto Camisea, y Kimaroari en el Medio Timpía. Algunos más en el Alto KJashiriari y en el alto Timpía suman algo más de 200.

Tienen tres escuelas. El ILV publicó hace algún tiempo manuales de lectura y cuadernos de escritura (activity books). No se sabe más. En le Bajo Camisea está la planta de extracción de gas natural, que ha comenzado a llegar a Lima y nos permite mover nuestros automóviles a precio relativamente bajo. De los nanti los surtidores de gas natural no saben nada, y algunas personas del Bajo Urubamba no quieren saber nada.

Esta fotografía la he obtenido de http://www.survival-international.org/news/2494

No hay comentarios:

Publicar un comentario